Querida futura mamá de un bebé prematuro.

Fíjate lo pequeño que soy y lo grande que soy para ti.

Querida mamá de un bebé prematuro, lo primero que quiero decirte es que dejes de llorar.

Sé que el parto es inminente, que no es por voluntad propia que te lo provoquen sino del personal médico, porque vuestra vida corre peligro, y sé que la tuya en este momento ya es secundaria, no importa más, la vida que ahora tiene prioridad es la de tu bebé. Ese bebé al que deseas ver la cara pero podrías esperar un par de meses más.

Querida mamá, te estarás haciendo un montón de preguntas mientras esperas que te inyecten por via intravenosa la oxitocina, esa que tanto temes y que provocará unas contracciones que te harán llorar todavía más si cabe, te causará dolor, pero será mejor que una cesárea. Quiero que respires, pues no arreglas nada de otra manera, que te sientas bien, ese bebé necesita más que nunca a una madre fuerte, ese bebé necesita a su héroe.

Querida mamá, no sé en que circunstancia estás, ni porque la maternidad, esa que tanto deseas empieza tan mal. No sé cual ha sido el problema, ni el causante de este mal, pero entiende que sea el que sea, hay otra mujer justo en este momento que está mucho peor que tú, y que igual que tú, llora, lucha y reza, aunque no sea creyente por salir adelante, porque hay que aferrarse a lo que sea…

Te contaré la verdad, vas a derrumbarte cuando veas a tu bebé, ese que esperabas sano y rechoncho no es así, de hecho es más pequeño de lo que habías pensado, llorarás cuando le veas enchufado a una máquina que le ayuda a respirar, te abatirá el hecho de sólo poder tocar a tu bebé metiendo las manos por dos ventanas también de poco tamaño, con la esperanza de que venga la doctora a decirte que estás libre de bacterias y ya puedes hacer la técnica del canguro con tu bebé, que lo puedes tocar sin guantes y besar sin mascarilla. Disfruta de ese momento, y en ningún instante cuando salgas del hospital para irte a casa a intentar dormir, te sientas mala madre por dejar a tu hijo en esa caja a merced de otras manos que no son las tuyas.

Querida mamá, espero que pronto estéis en casa y que inmortalices el momento en el que sales del hospital cogida de la mano de tu marido, ese que no ha dejado de apoyarte en estos meses, él aunque se le note menos también ha estado echo polvo. Hazlo, como lo hice yo, porque no hay un momento más especial que la despedida con las enfermeras que le han salvado la vida a tu hijo, para ellas siempre tendrás un rincón en tu corazón.

Querida mamá, sonríe, tu bebé lo hará también y sé que en algún momento, cuando le veas reir te olvidarás de esta pesadilla, de esa fase espantosa y aterradora.

CARLA, 30 marzo de 2017 en la semana 30 de embarazo con 1 575 gramos y  42 centímetros, mi luchadora, tú si eres mi heroína.

450_1000

(La foto es de Google imágenes)

Anuncios

11 comentarios en “Querida futura mamá de un bebé prematuro.

  1. Es precioso y alentador, Carmen. Enhorabuena a las dos, por teneros la una a la otra y porque las dos sois heroínas.
    Yo, por suerte, no he tenido ese problema con ninguno de mis tres retoños. Pero a una amiga mía se le adelanto (espontáneamente) dos meses y medio y pasó lo suyo aunque lo superaron con nota.
    ¡Felicidades y a disfrutar!

    Me gusta

  2. Muchas gracias Luna! Qué suerte la tuya. Yo tengo la sensación de que me faltó algo en el embarazo…
    Me imagino por lo que pasó tu amiga. Espero que estén también bien, como nosotras. Mi niñá está hecha una campeona!!! Un beso grande.

    Me gusta

  3. Es una luchadora porque es hija tuya y además porque lleva mi nombre en versión alemana. ¡Que ahí es nada!
    Es una carta maravillosa Carmen, ojala puedan leerla otras chicas que estén pasando por un trance parecido. Un besazo.
    Aquí no hace más calor porque ya no cabe.

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias Carlos. Esa es la idea compartir mi experiencia con el resto de la gente. Yo también leí algo así y la verdad es que me ayudó a pensar que no estaba sola, de hecho compartir la experiencia te ayuda a normalizarlo.
      Jajaja si aquí ya hace un calor bochornoso no me quiero imaginar ahí, espero, por lo menos que no vivas en Sevilla.
      Un abrazo fuerte Carlos, que bonito nombre tienes 😊😊😊

      Le gusta a 1 persona

      1. En el blog hay muchas fotos de la Costa da Morte. Para recorrer la comarca se necesita coche y mejor es apartamento que hotel. No dejesde avisarme si vas, que a lo mejor coincidimos y sería una alegría enorme para mi. Un besazo.

        Le gusta a 1 persona

  4. Yo también tengo un bebé prematuro. Nació en la semana 31, con 970 gramos y 34 centímetros. Hoy cumple un año. Sigue siendo muy “pizquilla”, pero está estupendo, es muy espabilado y te conquista con la sonrisa.
    ¡Ánimo!
    Te invito a pasar por mi blog, cuento nuestras aventuras y desventuras con el pequeño. Sí, la experiencia es dura, sobre todo, cuando antes has tenido un bebé cuyo embarazo fue perfecto y nació a término y no entiendes por qué con el segundo las cosas no han salido igual.
    Muchos besos, te seguiré leyendo 😉

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s