El deseo incansable por encontrar un marido.

Donde te enfocas se expande.

El secreto.

134487w640h500

Las veo por todos los lados, incluso he conocido a alguna que  tiene una lucha interna con ella misma por encontrar a un marido. La mayoría de ellas lo encuentran exactamente cuando dejan de buscarlo, cuando caen en la cuenta de que ningún hombre merece tanto la pena, tanto esfuerzo o tantos cambios. Y es que, hay mujeres que dejan de ser ellas mismas para ser la mujer que ellos quieran que sea.

Las hay de las que piensan que se le se está pasando el arroz y por esa razón fijan su mirada en la primera persona que les echa un piropo o que les pide una solicitud de seguimiento en Instagram. Las hay que conducen miles de kilómetros para ir a ver a una persona que ni siquiera las está esperando, mujeres que cambián su manera de vestir para amoldarse al estilo de otra persona, o borran palabras de su vocabulario diario para no causar mala impresión. Las hay que solamente hablan de esa persona con amigas, que sufren por amor,  perdonan una falta de respeto y malos humores.

Si dejas de ser tú para ser de él. Si cada frase que empiezas es con un él.. Estas amando demasiado

Cuando tu relación sentimental perjudica tu autoestima, tu dignidad o tu integridad física. Estas amando demasiado.

Hay que saber decir que no, hay que dejar un lado las relaciones tóxicas, darse cuenta de que tú eres más importante que él. Habrá alguien ahí fuera que está deseando estar con la mujer que eres; con un kilo de más, con un diente torcido, con un aliento horroroso al despertar, habrá alguien que se enamorará de tu pelo despeinado, de tus imposibles cambios de humor, y de tu risa con ese sonido tan tuyo que se convertirá en vuestro. Serás feliz cuando dejes de maquillarte para ir a verle, cuando no quieras causarle una buena impresión aunque estés incubando una gripe. Cuando sepas decirle que no y eso no implique una pelea monumental. Cuando puedas salir de fiesta con amigas sin recibir cientos de mensajes de texto al móvil exigiendo tu vuelta a casa.

Buenos días desde Alemania, por fin Carla y yo estamos en casa. Ahora mis noches son mucho más cortas y mi vida algo más estresada pero más feliz. Estoy de vuelta en el blog también aunque lo había dejado algo de lado durante este tiempo, pues todo mi tiempo estaba ocupado.

Leí Las mujeres que aman demasiado hace mucho tiempo sin saber que era un libro de autoayuda. No me considero una mujer que ama demasiado ni en exceso, pero es interesante escuchar, o leer en este caso relatos de mujeres que sí aman sin frenos. Al verlo hoy en la estantería he pensado en las mujeres de mi círculo o conocidas que no diferenciam entre amar y sufrir, o que por desgracia no conocen otra manera de amar sin sufrir

Recomiendo ser libre en las relaciones sentimentales sin importar las consecuencias, porque si hay consecuencias no serás libre nunca.

 

18486432_1373410332726739_7687552105254157284_n

Anuncios

4 comentarios en “El deseo incansable por encontrar un marido.

  1. Enhorabuena para los tres Carmen, ahora, con Carla en casa, comienza de verdad un tiempo de renuncia voluntaria que durará toda la vida. Deseo que seaís muy felices. Ayer escribía un pensamiento de Octavio Paz. No hay amor sin libertad femenina. Un beso.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s