Quiero morir contigo

Nadie necesita más vacaciones que el que acaba de tenerlas.

Elbert Hubbad

Buenas noches a todos desde Alemania.

Ya estamos de nuevo de casa después de pasar el fin de semana en Freiburg como ya os dije. Llegamos a la ciudad de la “Schwarzwald” el viernes por la noche, cenamos y nos fuimos a dormir, el embarazo hace que esté más cansada que nunca y necesite más horas de sueño de lo normal, así que después de tres en coche y una cena bastante rica pero en demasiada cantidad decidí irme a dormir. El día siguiente me fui al centro de la ciudad a comprarme algunos vestidos de premamá puesto que toda mi ropa no me entra más, Carla crece en vientre cada día más y más rápido, di una vuelta por el centro, me empañé de sus calles que hace tanto que no visitaba, tomé un café en una terraza, aunque hacía frio el sol brillaba. Por la noche reservamos una mesa para trece en un asador, la compañia era excelente y su carne de origen argentino exquisita, algunos tomaron vino, otros cerveza y yo una clara sin alcohol. Reinaron las anécdotas y las risas. El domingo desayunamos en familia y a las dos pusimos rumbo a casa. Acabamos tirados en el sofá, con la chimenea encendida viendo Narcos, una serie que he descubierto ahora y que me tiene totalmente enganchada. La vida de Pablo Escobar. Os dejo el enlace de la página donde yo la veo por si sentís curiosidad, o simplemente no tenéis nada mejor que hacer. La serie la recomiendo, creo que es un plan perfecto para un domingo por la noche.

http://www.seriesflv.net/serie/narcos.html

16708563_1278350715566035_416576989581487281_n

16649032_1275661689168271_7735077917436087227_n

Quiero morir contigo Isabel.

-No sé si he hecho bien comprando esta casa. Si miro a mi alrededor sólo hay cajas sin desembalar, esperando a que me dé un ataque de energia inexistente y me decida hacerlo. Una televisión que nos regaló nuestro nieto y que tiene un montón de canales, ahora voy a tener que llamarlo para que me la instale porque yo de estas cosas tan modernas no entiendo nada, dice que tiene algo que se llama WIFI, casi me da vergüenza preguntarle que cojones es eso, al parecer puedo hacer millones de cosas y ver todo lo que me apetezca, creo que sólo pretende tenerme entretenido, pero mis pensamientos me atormentan y me entristecen, no hay nada en el mundo que me mantenga distraído. La cocina, que como el resto de la casa estar sin amueblar, cuenta con un microondas, acabo de recordar que María, nuestra vecina cocinó unas lentejas y me metió las sobras en una fiambrera. Me he mudado al lugar donde veraneamos toda la vida, donde nuestros hijos fueron tan felices en la playa, donde tu tomaste el sol tantas tardes esperando a que tu piel se tornara morena. Con 80 años recién cumplidos he vendido nuestra casa y mudado a una de playa, a una que está al lado de la casa que alquilabamos siempre, aunque no pueda estar ahí quiero mirar el jardin en el que tantas veces hicimos barbacoa, donde alguna noche hicimos el amor con el temor a que los niños se despertaran. Tenía el presentimiento de que estarías aquí, y donde estés quiero estar, quiero morir contigo Isabel.

Anuncios

Un comentario en “Quiero morir contigo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s