Tiempo para mí

descalzarse

El secreto de una buena vejez no es otra cosa que un pacto honrado con la soledad.

Gabriel García Márquez

Buenas noches a todos desde Alemania.

Esta semana me he retrasado un poco con la entrada porque he tenido varios acontecimientos muy repentinos que no entraban en mis planes y a los que he tenido que poner toda mi atención. Ya os contaré, aun así hoy he sacado un poco de tiempo para escribir un nuevo post, pues más vale tarde que nunca.

Hoy vengo a hablar de esos placeres que la vida nos otorga, que tan necesarios son y qué mal viviríamos sin ellos. Cosas tan insignificantes pero tan placentera como quitarse los zapatos al llegar a casa después de un largo día de trabajo, ponerse el pijama y tirarse en el sofá con una copa de algún buen vino tinto que se tenga. Esos son algunos momentos que son imprescindibles en mí día a día y que de no tenerlos, me volvería loca. Y es que si hay algo que realmente hace que el estrés desaparezca es pasar por lo menos una hora solos al día. Yo me considero bastante familiar, me encanta estar con mi gente, pasar tiempo con mi novio y que compartamos lo que hemos hecho durante el día, pero después necesito ese momento de relax para mí. Para leer un libro, para escribir, para hacerme las uñas o simplemente para estar sola. Y es que debemos darnos un respiro, y pensar que antes de novia, hermana, amigo o madre, también somos personas y como tales, necesitamos tiempo para nosotras. El consejo es: si no te mimas tú, nadie lo hara por ti.

Vamos a dejar de pensar que tomarnos un respirar es estar omitiendo obligaciones. Es preciso hacer una pausa en la oficina cuando veamos las letras del ordenador cada vez más pequeñas, es necesario bajarse del andamio cuando sintamos un mareo insignificante, está totalmente justificado tomarse  una pausa cuando los pies no den más de sí en una carrera. Tómate un café, fúmate un cigarro o cógete el día libre. Nadie te va a cuestionar.

“Desconectarse es realmente importante para nuestros cuerpos y cerebros, pues estos no están diseñados para trabajar a toda velocidad durante todo el día”, explicó McDowall a La Nación.

Un estudio llamado Primeros años de matrimonio realizado por la Universidad de Michigan (EE. UU.), asegura que una de las principales causas de infelicidad en las parejas, e incluso de insatisfacción sexual, es la falta de espacio personal para cada uno de los que están en la relación.

Os dejo con el relato de hoy, que tengáis un buen finde 😉

Tiempo para mí

Necesito perderme, huir, desaparecer, perder de vista a toda la gente que veo a todas horas, dejar de escuchar voces que oigo hasta en mis mejores sueños.

Ansío evaporarme, volar alto y a un lugar lejos de todo lo que retiene aquí.

Ambiciono a quedarme sola en una playa desierta donde la paz y el silencio me hagan dormir como cuando era una niña y que el olor a limpio de las sábanas me susurren que estoy a salvo.

Lo necesito para encontrarme, para volver, para reaparecer. Para echar de menos a toda esa gente que quiero seguir viendo cada día, para escuchar sus voces de cerca y saber que estoy viva.

Lo deseo para volver a la ciudad llena de gente, al ruido y al tráfico, para poner los pies de nuevo en la tierra y entender que, nada me retiene, estoy aquí porque este es mi hogar.

asdadsfsa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s