Una carta para la eternidad

4905916729_b1aabb1147

Todo lo que ha existido, se rezaga en la eternidad.

Agatha Christie.

Buenas tardes desde Alemania, hoy os traigo una nueva entrada: Una carta para la eternidad, tiene mucho que ver con la novela en la que estoy trabajando y de la que hoy os dejaré un extracto. Ayer mi madre cumplía años y aunque no pude estar con ella la pensé todo el día, ya sabéis que vivo en el país Teutón y toda mi familia está en España. En ocasiones como las de ayer es cuando más echo de menos, son momentos en los que necesito una invasión de mi espacio personal y que se apoderen de mi tiempo. La felicito desde aquí también.

Bueno, ayer también empecé mis vacaciones y como no nos hemos ido a ningún lugar de vacaciones puesto que ya estuvimos hace tres semanas en España,  nos hemos quedado en casa, y estoy aprovechando el tiempo en hacer esas cosas que por falta de tiempo he dejado a un lado y me gusta volver a hacer cuando tengo un par de minutos. Como por ejemplo, escribir, me he metido de lleno en la novela que guardé bajo llave hace unos meses por falta de inspiración. Leí que Stephen King dijo una vez que todos los días hay que escribir, da igual el qué, y eso es lo que hago. Me quedé sin ideas y la musa no vino a verme para seguir con el libro, siempre digo que hasta que no tenga algo que merezca la pena no voy a escribir cualquier basura. Así surgió la idea del blog, me da la oportunidad de escribir, de investigar y pulirme, contaros cosas y que me contéis. Hace un par de semanas que tampoco puedo dormir porque me llueven escenas e ideas que quiero escribir, así que ayer abrí de nuevo el documento y le di caña a tantas tramas que se me vienen a la cabeza.

La protagonista de mi libro se llama Isabel y ha perdido todo contacto con sus familiares por motivos que descubriréis si la novela llega a ver la luz algún día.

De eso es de lo que os voy a hablar hoy. De lo importante que es tragarse el orgullo, escuchar consejos ajenos, sobre todo de las personas que son más mayores y que tanta experiencia tienen, sabe más el demonio por viejo que por demonio, es una frase que me repitió mi madre durante toda la adolescencia. Bendita y maldita época!! cuánto daño y cuánto bien causa. Escuché a Risto Mejide hace algún tiempo mientras entrevistaba a Jorge Javier Vázquez, que era muy necesario tener ese verano de descubrimiento, de exploración, de amor y diversión, era muy necesario pues, hay personas que no lo tienen y se pasan toda la vida deseando tener ese verano. Y a eso me refiero, a la gente que desea tener toda la vida época estival, ese tiempo de exploración sin límites. Hay un línea roja muy fina, entre el suelo y el precipicio, es importante frenar unos pasos antes para no llegar a pisarla, porque si la pisas estás perdido. Es desgarrador escuchar o leer esos relatos de padres de chicos conflictivos o adictos a las drogas. Esos chavales que ya no podrán decirle a sus padres cuánto lo sienten, algunos llegan a pensarlo pero ya es demasiado tarde porque lo han roto todo, el vínculo familiar, completamente todo. Hay padres, por suerte también que nunca tiran la toalla, y se pasan toda su existencia intentando que sus hijos cojan el camino bueno y no el de piedras. Aquí os dejo el enlace de una historia desgarradora.

http://www.infobae.com/2011/01/22/557964-la-desgarradora-historia-del-padre-un-adicto-empezo-un-039porro039-y-despues-probo-todo/

Os dejo con el extracto de mi nueva novela, que paséis un buen día todos. Nos leemos. 😉

Una carta para la eternidad

A ti, papá.

He intentado ser esa mujer, esa en la que querías que me convirtiese, esa que te hacía sentir orgulloso.

Lo he intentado pero no he sido capaz de lograrlo, más de un obstáculo se ha interpuesto en mi camino obligándome a tropezar, a darme de bruces con la realidad y a sentirme una pieza que no encaja en este puzle que es la vida.

Te contaré mi historia por si algún día te preguntaste que fue de mí, por si alguna vez quisiste hablar conmigo y preguntarme que tal estaba, donde vivía y si pensaba volver a España.

Cuando leas esto estaré muerta, yo misma he puesto fecha para tal acontecimiento, aunque he de confesar que me aterra la idea de pertenecer a un número en una estadística de cuántas mujeres se han suicidado en lo que va de año.

Me pregunto si sentirás pena o tranquilidad, rabia o alegría, no lo sabré nunca. Si sientes la necesidad de contestar esta carta, recuerda que no hay remitente. Si es verdad lo que siempre dijiste, nos veremos en la otra vida.

No negaré que siento rencor, y que te he culpabilizado de todas las desgracias que me han pasado. No negaré que te he querido más que a nadie, pero también te he odiado, y de alguna manera aún lo sigo haciendo. Puede ser que mi destino fuera este; ser un ser despreciable y repulsivo. Todo tiene un porqué, y te lo confesaré en esta carta.

No espero nada de ti, ni siquiera un perdón, solo que me conozcas un poco más si es que te interesa, y sepas que fue de mí cuando me echaste de tu casa y de tu vida.

Por si lo has olvidado, te refresco la memoria.

mqdefault

Es mejor perderse de pequeño…Porque si te pierdes de pequeño…No te perderás de mayor.

Albert Espinosa.

 

Anuncios

6 comentarios en “Una carta para la eternidad

  1. Siempre tuve la duda de si Teutón contiene, para los alemanes, cierto sentido despectivo. Creo que ahí también viven muchas buenas personas. Me parece, ese relato, una propuesta arriesgada. Espero y deseo que no resulte doloroso. Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Carlos, gracias por el comentario. No entiendo porqué lo de despectivo, si se les llama así es por los guerreros tan excelentes que tenían. Sí que viven muy buenas personas!!
      Y en cuanto a lo de arriesgado, sí puede ser, pero siempre suelo escribir de algo que está a la orden del día, dar mi opinión y algún consejo de personas que lo han hecho público y lo viven cada día en sus propias carnes. Espero y deseo también que no resulte doloroso para nadie. Añado que el relato es ficción y la novela que escribo también. Un saludo Carlos.

      Le gusta a 1 persona

  2. Sólo estaba interesado en conocer si era un gentilicio aceptado de buen grado. Que a la hora de contar cuentos todo vale. Y en cuanto a la temática uno se aproxima como padre y bajo esa influencia, quizás se vea de otra manera más sensible. Gracias por contestar. Un saludo..

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Carlos, sí que tienes razón y puede resultar doloroso al que esté en ese lugar ahora mismo. Yo escribo sobre cosas que al mundo le interesa, que llegan al lector y les hace pensar. No pretendo ni quiero hacer daño a nadie, al revés. Y sobre lo de Teutón, le pregunté a mi pareja y dijo que no. O por lo menos no a él 😉
      Un abrazo

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s