Ambición

shutterstock_235594228

El hombre puede trepar hasta las cumbres más altas, pero no puede vivir allí mucho tiempo.

George Bernard Shaw

Buenos días a todos desde Alemania.

En primer lugar quiero dar las gracias a El desgranante por la nominación en Blogger Recognition Award, me hizo muchísima ilusión saber que hay gente que le gusta lo que hago y me sigue y me lee, una vez más, gracias. Aquí os dejo el enlace de su blog para que le visitéis. Haré mis nominaciones cuando tenga a los quince blogs que más me gusten o que más hayan llamado mi atención.

https://eldesgrananteblog.wordpress.com/

Hoy vengo a hablar de lo importante que es que nos pongamos nuevas metas, que avancemos y aspiremos a más. Que no nos estanquemos y nos conformemos con lo que tenemos, pues algún día, cuando nuestras pieles estén arrugadas y nuestro cabello blanco, echaremos la vista atrás y miraremos cuántos sueños hemos dejado en el camino. Y es que pienso que, no hay nada más triste que vivir sin tener un motivo por el que levantarse. No hablo de convertirse en un Broker de Wall Street y ganar millones al mes. Hablo de, tomarnos un tiempo libre y pensar en aquello que queríamos ser, y decirnos a nosotros mismos que todavía estamos a tiempo. Por lo menos intentarlo y no quedarnos con la cosa de, y si…? Yo, en mi caso, no quiero preguntarme en veinte años ¿ y si lo hubiera intentado? Así que voy a echarle un par de narices a todo lo que proponga.

El gran problema de la gente joven (y me incluyo) es que, estamos demasiado a gusto en nuestra zona de confort, trabajando para una empresa segura, en la que sepamos con certeza que el dinero entrará cada mes, que no tenemos que preocuparnos. Estaremos trabajando para cumplir la meta de alguien, y no la nuestra. También nos aterra y nos avergüenza lo que la gente pueda pensar de nosotros al poner en marcha un proyecto, si se van a reir de nosotros o si lo van aceptar como nosotros queremos, y las críticas destructivas que podamos recibir.  NO IMPORTA, solo los mediocres se mofan, por el simple hecho de que ellos nunca llegarán tan alto como tú.  Yo sí me tomé un tiempo el pasado verano por lo que os conté la semana pasada. Yo pusé en marcha mi novela, y si escuché alguna vez. -Buscate un trabajo de verdad- o -deja de vivir en las nubes- a lo que yo respondía. -Haré lo que me dé a mi la gana- de mis ganas salió el libro del que estoy bastante orgullosa.

Lo que os quiero mostrar es un video de una entrevista que concedió Antonio Banderas a El Hormiguero que creó bastante controversia. A mí sus palabras me parecieron muy acertadas, aunque la polémica se hiciera hueco en las redes sociales con mucha gente que estaba en contra de lo que dijo. Os dejo el enlace aquí abajo.

http://www.huffingtonpost.es/2016/04/02/antonio-banderas-facebook_n_9601442.html

Se hace país con gente que se la juega.

Antonio Banderas

Aquí os dejo con el relato de hoy, hasta la próxima.

 

yama10

Nacer, crecer y reproducirse.

Hasta ahí todo claro, pero ¿Qué hay en el proceso? ¿Qué hacemos antes de reproducirnos?

Ojalá yo fuera, ojalá yo ganara, ojalá conociera…

La infancia es el mayor de los regalos que nos hace la vida, dándonos el don de imaginar todo que lo podemos ser, todo lo que podemos alcanzar. Queremos ser estrellas de la NBA, estrellas del Rock, queremos ser alguien al que alguien admire, deseamos ser un idolo al que adoran como nosotros adoramos al nuestro. Necesitamos encontrar el amor verdadero, el trabajo de nuestra vida en el que ganar mucho signifique trabajar poco; sin embargo a medida que vamos haciéndonos mayores, rompemos con el amor de nuestra vida por algo insignificante, renunciamos a nuestro sueño por que alguien nos contrató para que lucharamos por el suyo.

Conozco a alguien que ha conseguido todo, pero antes de ello, trabajó como lavaplatos cobrando cinco euros la hora, le echaron de mil trabajos, se endeudó hasta las cejas para levantar una empresa, su esposa le dejó y se fue con otra persona que la pudiera mantener. Se derrumbó toda su vida pero su impetú jamás. Ahora es toda una eminencia, y un espejo en el que mirarse. Él no quiere el dinero, es feliz pensando que lo consiguió, y que toda la gente que se fue, está mejor fuera.

Si todo esto aún no te ha convencido siempre puedes presentarte al casting de Gran hermano y vivir de gorra. 🙂

Que tengan un buen día.

Ambición no es sinónimo de avaricia.

14191973_1121455567922218_5958161763729927176_n

Yo ambiciono a no tener que renunciar nunca a mis momentos preferidos.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close