Vivir

Quien sólo vive para sí, está muerto para los demás.

Publio Siro

feliz11

No es lo mismo vivir que estar viviendo

Buenas tardes desde Alemania, ya se acabaron mis vacaciones y empieza de nuevo la rutina. Hoy todavia descanso y me recupero de los días anteriores que a pesar de no haber tenido que trabajar han sido agotadores, sonará bastante pretencioso o incluso arrogante; pero la playa, el sol y las salidas nocturnas dejan secuelas, y me atrevo a decir que estoy más cansada que cuando me marché.

Hoy voy a hablar de lo importante y saludable que es vivir. Vivir haciendo el bien, dormir con la conciencia tranquila, saber que ayudaste a alguien a hacer algo de lo que él solo era incapaz de hacer. Lo bien que nos sentimos con nosotros mismos cuando ayudamos a una anciana a cruzar una calle, cuando ayudamos con la bolsa de la compra a alguien que carece de fuerza o vitalidad. Cuando asistimos, cuando colaboramos y arrimamos el hombro, de la misma manera que nos gustaría que nos ayudasen a nosotros. Y es que no sabemos cuánta falta podemos a hacerle a alguien y no nos damos cuenta de ello. El consejo és: escuchar más, y leer entre líneas. Quizá alguien te pidió auxilio y no le diste la mayor importancia.

Después de esta semana he de decir que, es maravilloso tener un sitio al que volver. He regresado a los olores de mi madre, ese olor a ropa limpia que me transporta a la infancia. He escuchado de nuevo esa risa tosca y contagiosa de mi padre al ver en la televisión algo o escuchar algo en la radio que le hizo morir  a carcajadas. He regresado a la playa donde he crecido y he jugado durante toda mi vida, he tomado un vino con mis amigas de toda la vida y hemos reído con anécdotas que aún son graciosas aunque haya pasado una eternidad. He visto en los ojos de mi madre la necesidad de que no pase tanto tiempo hasta que nos volvamos a ver. Así que no dudaré en volver en cuánto pueda. Leer y observar a las personas.

No hay nada como volver a un lugar que no ha cambiado, para darte cuenta cuánto has cambiado tú.

Nelson Mandela

Estos días me ha acompañado de viaje, Stieg Larsson, con la tercera entrega de Millenium; La reina en el palacio de las corrientes de aire, a todos os recomiendo leer la trilogía. También, como siempre llevo encima un blog de notas, para anotar todo lo que pasa por mi cabeza. De esta manera nunca se me olvida nada; una idea o algo que pueda matizar para después construir a partir de esa base. El móvil, por supuestísimo para estar siempre conectada. image

14089207_1111951398872635_4757058697540754326_n

14046084_1110029759064799_5889938760496649428_n

http://upaep.mx/index.php?option=com_content&view=article&id=5137:empatia-clave-para-ayudar-al-projimo&catid=189&Itemid=1420

Empatía para ayudar al prójimo, leedlo.

Autor: Alejandro Ledesma Solórzano

Os dejo con el relato de hoy, os deseo un buen fin de semana.

Ser o estar

Si nos hubiéramos dicho todo lo que pensábamos, quizá no sería demasiado tarde.

Si nos hubiéramos sentado a tomar ese café que tanta falta nos hizo,

si nos hubiéramos dedicado palabras de afecto,

si nos hubiéramos tragado el orgullo,

si nos hubiéramos pedido perdón.

Quizá no sería demasiado tarde para volver.

 

Enseñemos a perdonar; pero enseñemos también a no ofender. Sería más eficiente.

José Ingenieros

0

Anuncios

7 comentarios en “Vivir

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s