¿Cómo ves el vaso?

Quejarse es el pasatiempo de los incapaces.

Hugo Ojetti

 

Buenos días desde Alemania. Empiezo la semana con una nueva entrada, los próximos días estaré de vacaciones en el sur, así que voy dejando el trabajo hecho. -No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy-. Yo aunque soy bastante perezosa intento dejarme todo ordenado y organizado antes de empezar las vacaciones aunque solo sea por unos días, por el mero hecho de que cuando vuelva no quiero que todo esté hecho un desastre.

Este post nace por que he tenido una semana bastante dura, me he cruzado con gente demasiado pesimista que han hecho de mi semana aún si cabe más fatigosa y agotadora. Y es que la gente negativa absorve demasiado sin darse apenas cuenta.

1222706635105_f

Hay gente que es pesimista por naturaleza, en mi vida ya me he cruzado con unas cuantas. A menudo lidio con este tipo de personas a las que yo en un ataque de originalidad –nótese la ironía- he bautizado como: Amargadas.

Amargadas es un buen término, escueto.

La cosa es así: nos tenemos que levantar de todas formas, ir a trabajar, hacer la compra, lavar ropa (  a los que no viven aún con los padres) hay muchas tareas que hay que hacer aunque te quejes. Hazlas  con alegría y será beneficioso para todos. El tiempo  pasará más rápido y pronto podrás irte a la cama de la que no querías salir y el resto del mundo vivirá más feliz sin oir tus horribles quejas perfora tímpanos.

Y es que sin darnos cuenta nos quejamos sobre todo; si hace mucha calor, o hace mucho frio. Si estoy sola o con mucha gente, buscamos motivos estrámboticos para quejarnos. Os voy a dejar un párrafo que leí en un blog y que para mí es acertado completamente.

CELEBREMOS MÁS Y QUEJEMOS MENOS.

Si nos detuviéramos un poco a revisar las cosas buenas que rodean nuestra vida, seguramente muchos quedaríamos sorprendidos al ver aspectos de nuestra vida que son muy valiosos y que sencillamente aceptamos como “normales” sin darnos cuenta que esa “normalidad” no es así en el común de las personas.
Elementos como la salud, techo, comida, vestido, agua, electricidad, familia, amistades, no siempre están presentes en todas las personas, de manera que los que tenemos la dicha de contar con ellos, tenemos motivos para celebrar. Si agregamos otros como un trabajo, tiempo para disfrutar, el dinero suficiente para cubrir las necesidades básicas o algunos bienes materiales, entre otros, las razones para dar gracias a la vida se incrementan.

635897155843902854-397286477_Remember-to-be-happy

Aquí os dejo con el relato de hoy.

Adicción

No me dio tiempo a visitarte la noche anterior, pensé en ti, en vela, sería lo primero que haría al despertar después de tomar el primer café de la mañana.

No podría describir que tan bien me haces aunque mi adicción es mortífera, siendo generosa eres la única que me proporciona mi necesidad sin palabras de juicio ni prejuicio.

Tu cuerpo eléctrico y moderno, posee el verde que me adormece y me embriaga con tan solo apretarte.

Tu voz; maravillosa y seductora, atractiva e inquietante, sensual y relajante, me causas un efecto placentero cada vez que extraigo de ti el veneno que me calma.

Salí de casa nerviosa, excitada e inquieta, caminé deprisa para llegar en cuanto antes a tu encuentro, me enfrenté a la lluvia y a los semáforos en rojo, a las calles encharcadas y las miradas de reojo, llevaba conmigo un par de monedas y el aparato que me da la llama.

Te inserté peculio y pulsé, percibía el ruido de tus entrañas al soltar tus posesiones y por fin te escuché:

Su tabaco, gracias.

ö

 

La felicidad depende nosotros mismos.
Aristóteles.
feliz.jpg
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s